Medallaschile

Medallaschile
Se permite la reproducción de las imágenes y contenido de este blog indicando su origen.

lunes, 6 de julio de 2015

Tren Trasandino por Antuco

A principios del siglo XX, los ferrocarriles eran la línea integradora del país y tal vez la única herencia importante de los gobiernos de la segunda mitad del siglo XIX. En principio se había pensado que Los Ángeles sería una importante estación de la línea central, pero finalmente se convirtió en un ramal inaugurado en 1875.

Medalla Tren Trasandino por Antuco

El paso Pichachén era considerado el más propicio para una ruta interoceánica, proyecto acariciado por visionarios que pretendían unir Bahía Blanca con Talcahuano e integrarnos a los grandes circuitos comerciales del mundo. Finalmente, el proyecto se aprobó para que fuese construido a partir de la Estación Yumbel, por Ley de 1886. La ejecución de la obra tuvo inconvenientes propios de la devaluación monetaria y la inestabilidad política que derivó en la guerra civil de 1891. Pero en 1903, otra Ley otorgó la concesión al empresario uruguayo José Justino Beláustegui para que construyera esta ansiada vía interoceánica, partiendo desde Monte Águila.

Las obras comenzaron en 1905 y ya en 1906 estaban construidos los primeros cincuenta kilómetros, lo que motivó el lanzamiento de una medalla conmemorativa en Buenos Aires, en la que destacaba el cono del volcán Antuco y un túnel ferroviario atravesando Los Andes. Las estaciones proyectadas eran Charrúa, Campanario, Cholguán, Huépil, Trupán, Polcura, para luego atravesar el río Laja y proseguir con las estaciones de Quillay-Lebu, Malalcura, Chacay, Volcán, Frontera y Deslinde.

El devastador terremoto de Valparaíso, ocurrido el 16 de septiembre de 1906, impidió que se realizara la magnífica inauguración preparada para este primer tramo de una línea proyectada de más ochocientos kilómetros de océano a océano. Sin embargo, el 15 de septiembre de ese año, se inauguraba la estación Huépil, que daba inicio a un importante centro poblacional. El 1º de agosto de 1908, Beláustegui llegaba dichoso a la estación de Trupán, telegrafiando al gobierno lo que él sentía como una hazaña. De allí debía seguir hacia La Meseta y Polcura, hasta el río Laja, donde se alcanzaron a construir parte de las bases del puente ferroviario que llevaría a la Estación de Quillay-Lebu. 

La celebración del Centenario venía a ser el momento propicio para inaugurar el tramo chileno del proyecto. Sin embargo, la crisis económica y la insolvencia del concesionario impidieron cumplir con los plazos legales y aunque una nueva Ley amplió las posibilidades por dos años más, el proyecto se abandona en 1911.

Estación Huepil secada del 1970
A pesar de este aparente fracaso, el ferrocarril significó un importante progreso en las comunicaciones, tanto así que en torno a sus estaciones se fundaron diversos pueblos homónimos, como Huépil, Polcura, entre otros. Su propiedad fue privada hasta el año 1943, cuando es expropiado por el estado. Durante décadas tuvo relevancia el transporte de maderas nativas, recurso que fue sobreexplotado hasta su desaparición en la década de 1980. También en esos años, gracias a las políticas liberales del Gobierno Militar, aparecen buses rurales para el transporte de pasajeros, ofreciendo un viaje más barato que el tren.

Debido a la falta de carga y la competencia de los buses, poco a poco el ramal cae en desuso, siendo presa de abundantes robos y vandalismo, dejando sus edificios en ruinas y su trazado casi inexistente. Finalmente, en 2005 la Empresa de los Ferrocarriles del Estado anuncia la venta de los materiales y terrenos de éste y otros ramales de la Red Sur.
Fuente: texto del historiador Tulio González Abuter - Wikipedia
Fotos y más información: ferrocarrilesyramales.blogspot.com

Medalla :
Anverso: Mujer con un largo vestido, sostiene ene su mano izquierda una rama de palma y en la derecha un pergamino con la ley que otorgó la concesión N° 1599 del 14 de marzo de 1903. A la derecha el decreto de entrega al trafico. En el contorno FERRO CARRIL TRASANDINO POR ANTUCO
Reverso: Paisaje cordillerano en el cual se observa un tren acercándose a un túnel.  En el extremo superior los escudos de Argentina y Chile. En el exergo J. J. DE BELAUSTEGUI / CONCESIONARIO Y CONTRUCTOR / HUEPIL / 1906.
Grabador: Bellagamba y Rossi
Diámetro: 65 mm
Metal:  Cobre Plateado
Peso: 102,7 gr

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola, cualquier comentario es bienvenido